“Le Carré en el infierno” (Por Pilar Ruiz)


Le Carré en el infierno / Pilar Ruiz

Pilar Ruiz. Periodista a veces y guionista el resto del tiempo. En una ocasión dirigió una película (Los nombres de Alicia, 2005) y después escribió dos novelas: El Corazón del caimán y La danza de la serpiente (Ediciones B).

Fuente: https://ctxt.es/es/20210101/Culturas/34571/john-le-carre-cine-escritores-pilar-ruiz.htm

El novelista parecía moverse como pez en el agua en el canallesco mundo del cine, quizá porque, tras la mano del escritor, estaba el ojo del espía acostumbrado usar cualquier método para sobrevivir.

Foto: Wikipedia

Deseo, desprecio y maldición: así podríamos definir la relación de la industria audiovisual con la literatura. Y eso que para cualquier autor o autora, la adaptación de una obra salida de su caletre es casi tocar el cielo con los dedos. Pero nadie escarmienta en cabeza ajena a pesar de haber sido incontables los escritores que se han declarado traicionados por la industria del cine y sus especímenes, seres muy poco dados a la mitomanía, descreídos, convencidos de que son ellos quienes crean los mitos; algo así como ser cardenal en el Vaticano. Cogerán esas novelas y harán lo que quieran con ellas: traicionarlas, amputarlas, violarlas o venderlas por cuatro cuartos sin importar quien las firma. Truman Capote, Stephen King, Ann Rice, Roald Dahl, Alan Moore, Anthony Burgess… La lista interminable de agraviados se remonta a los inicios del cinematógrafo. En todas partes, también en España, con rifirrafes bien aireados por sus protagonistas. Y, sin embargo, los incautos siguen ignorando el precio que tendrán que pagar a cambio de una breve fama y de unos sabrosos royalties: vender su alma al diablo. Porque el infierno espera a todos los artistas de la letra que pretendan acercarse a la industria del entretenimiento y salir indemnes: hagan lo que hagan, la maldición de Barton Fink caerá sobre ellos.

En Barton Fink, su mejor película, los hermanos Coen arrastran a la locura a un dramaturgo exitoso recién llegado a la meca del cine, en una de las bajadas a los infiernos más inquietantes de los muchos que pueblan el género cine dentro del cine. Puede que a algunos les parezca una exageración kafkiana, muy propia del estilo Coen, pero lo cierto es que la pesadilla hollywoodiense del creador de historias es todo un subgénero dentro del anterior, como muestra la reciente Mank (Fincher, 2020), biopic sobre Hermann Mankiewicz, de oscuridad resacosa no solo visual –a Fincher le haría falta tener un guionista tan bueno como el homenajeado para elevar la anécdota a categoría–, en el que aparece en plan cameo William Faulkner, referente directo en la maldición de Barton Fink. El premiado con un Nobel de Literatura en 1949, siempre arruinado y alcoholizado, formaba parte de esa caterva de escritores hacinados en los establos-oficinas de los estudios cuyo santo patrón es Joe Gillis, el protagonista de Sunset Boulevard, santificado por el vitriólico Billy Wilder –otro guionista– en una piscina de Pedro Botero. Así que en 1954 el Nobel se ganaba las lentejas con un peplum de encargo para su amigo Howards Hawks: Tierra de Faraones.

“¿Cómo coño habla un faraón?”, preguntó Faulkner a Hawks. “No sé, nunca he hablado con ninguno”, contestó el director. “¿Vale si lo hago hablar como un coronel de Kentucky?”, dijo Faulkner. “Yo no sé cómo habla un coronel de Kentucky, pero he estudiado a Shakespeare. Podría hacerlo como si fuera el Rey Lear”, dijo Kurtniz, el coguionista. Hawks zanjó: “Bueno, chicos, adelante. Y yo reescribiré lo que hagáis”.

Acabar de leer en ctxt.es

MADRID Y EL CINE (Pascual Cebollada y Mary G. Santa Eulalia)


 Madrid y el Cine / Pascual Cebollada y Mary G. Santa Eulalia

Panorama filmográfico de cien años de historia. Fichas biograficas de 584 cines de Madrid a partir de la pag. 226.

PDF madrid.org/bvirtual/BVCM0

 

Cine Doré Foto: PAMR

Madrid…

ES UN LIBRO ESENCIALMENTE NARRATIVO Y EXPOSITIVO, UNA OJEADA PANORÁMICA AL DESARROLLO DEL CINE EN MADRID A TRAVÉS DE LA POSTURA DE MADRID ANTE EL CINE. POR EL FONDO, AUNQUE NO LO PRETENDE, DISCURRE LA HISTORIA DE UN ENTENDIMIENTO O DE UNA CORRESPONDENCIA ENTRE LA CIUDAD Y EL CINE UNIDOS, PARA BIEN Y PARA MAL, DESDE HACE UN SIGLO. SE ADIVINA LA INTRÍNSECA IMPORTANCIA, PUES NO SE LIMITAN A SER, SINO QUE ESTÁN PARA BIEN Y PARA MAL, UNIDOS A QUIENES EN MADRID VIVEN Y, POR LO TANTO, CON EL CINE Y EN BUENAS RELACIONES, CONVIVEN. DE ESTE JUEGO DE PALABRAS SE DESPRENDE QUE EL LIBRO PODRÍA SER UN ENSAYO QUE LLEVARA A CONCLUSIONES MORALES Y SOCIALES. SIN EMBARGO, NO ES MÁS, DE ACUERDO CON LO QUE SE DICE EN LAS PRIMERAS LÍNEAS; TIENE PREMISAS DE CRÓNICA O DE REPORTAJE, Y NO ENTRA EN HONDURAS DE APRECIACIÓN. LA CULTURA Y EL COMERCIO, QUE ÉSAS Y OTRAS CARAS TIENE EL CINE, CUALIFICAN EL DESARROLLO DEL LIBRO EN LOS DIVERSOS CAPÍTULOS, COMO SE APRECIA EN EL SUMARIO, QUE INTRODUCE AL LECTOR EN LA ERUDICIÓN O EN LA CURIOSIDAD, APLICADAS AL FLUIR DE UNOS HECHOS O DATOS RECOGIDOS CON MINUCIOSIDAD DE ANALES Y CON EL CALOR DE LA DEVOCIÓN DE SUS AUTORES POR MADRID. EL CINE EN MADRID: MADRID CONOCE EL CINE OFICIALMENTE —ESTO ES, EN SESIÓN PÚBLICA Y DE PAGO— EL 14 DE MAYO DE 1896. EN EL CAPÍTULO “EL CINE EN MADRID” SE RECOGEN LOS PORMENORES, TAL COMO PRECISAN RECIENTES HALLAZGOS HISTÓRICOS. HA QUEDADO CONSTANCIA DE LA INFORMACIÓN REFERENTE A LA ACOGIDA QUE TUVO LA PRIMERA SESIÓN DE FOTOGRAFÍAS ANIMADAS EN LA CARRERA DE SAN JERÓNIMO, ENGLOBADA ENTRE LOS MUCHOS FESTEJOS CELEBRADOS POR SAN ISIDRO. SE DESCONOCÍASU ANTIGUO LINAJE EN EL ANÁLISIS DEL MOVIMIENTO Y EN LA MENOR OCUPACIÓN DE FÍSICA APLICADA.NADIE SE AVENTURÓ A PREDECIR EL ESPECTACULAR DESTINO DE UNO DE LOS MÁS GRANDES E INFLUYENTES FENÓMENOS DEL SIGLO XX. UNOS FERIANTES ARAGONESES, AFICIONADOS A LA FOTOGRAFÍA Y A LAS TAQUILLAS DE LOS CARROMATOS FUERON, PARA SER JUSTOS, LOS PRIMEROS EN CAPTAR SUS POSIBILIDADES COMERCIALES. PERO POR AHÍ LLEGARÍA EL CINE A ASENTARSE EN MADRID DE MANERA PLENA Y DEFINITIVA, TANTO ES ASÍ QUE SE LA PODRÁ CALIFICAR DE CIUDAD CINEMATOGRÁFICA, SALVEDADES APARTE. EN ESTE CAPÍTULO SE TRAZAN APUNTES PARA VER CÓMO EL CINE SE HA MOVIDO POR MADRID EN ESTOS SUS 100 AÑOS DE ANDADURA, EL PERÍODO ESENCIAL QUE SE CONTEMPLA. APENAS SE PASA DE LOS ENUNCIADOS, PERO QUIENQUIERA PUEDE ENCONTRAR TESOROS BAJO LA SUPERFICIE DE MADRID

… y el cine…

MADRID, CIUDAD CINEMATOGRÁFICA, EN SÍ MISMA, POR SU LUZ Y SUS ESCENARIOS, Y PORQUE ASÍ LO HAN QUERIDO LOS MADRILEÑOS, GANADOS POR EL CINE. PARA DEMOSTRARLO, ESPEREMOS QUE BASTE LA RESEÑA QUE SE HACE DE ALGUNAS DE LAS PRINCIPALES ACTIVIDADES QUE DURANTE ESTE PRIMER SIGLO SE HAN DESARROLLADO EN ELLA, TANTO EN EL TERRENO DE LA CULTURA, EL OCIO Y LA VIDA SOCIAL, COMO EN EL DE LA INDUSTRIA DE LA QUE SALEN LAS PELÍCULAS E INCLUSO EN LA NO ESCASA LISTA DE CINEASTAS NACIDOS EN MADRID.M ADRID EN LAS PELÍCULAS: MADRID CONVERTIDO EN PERSONAJE, EN OBJETO, EN INSPIRACIÓN, EN PUNTO DE APOYO NARRATIVO DE PELÍCULAS, EN ESCENARIO.“MADRID EN EL CINE ”VA A QUEDAR, PUES, COMO UNA FILMOGRAFÍA MADRILEÑA, SELECCIONADA POR TEMAS Y RESEÑADA POR LA PRESENTACIÓN QUE EN LA SPELÍCULAS SE HACE DE LA CIUDAD, INDEPENDIENTEMENTE DE SUS VALORES FÍLMICOS O CINEMATOGRÁFICOS, SOBRE LOS QUE NO SE HACEN JUICIOS CRÍTICOS. TAMPOCO HAY CLASIFICACIONES RIGUROSAS EN GRUPOS DE MATERIAS AFINES O DE ELEMENTOS ORDENADORES QUE SE APROXIMEN A LA IMPRESIÓN QUE LOS LECTORES-ESPECTADORES PUEDAN FORMARSE DE LA CIUDAD; UNA BREVE ENTRADILLA LOS SITÚA EN SU LUGAR CONCRETO: HISTORIA Y LEYENDAS, TIPOS Y PAISAJES, VERBENAS Y DRAMAS, MANERAS DE SER Y DE VIVIR. ABUNDAN POR AHÍ MONOGRAFÍAS Y DICCIONARIOS QUE OFRECEN AMPLIAS FICHAS TÉCNICO-ARTÍSTICAS Y HACEN VALORACIÓN Y TRAYECTORIA DE CADA PELÍCULA: AQUÍ SE HA IDO A LO ESENCIAL EN DATOS Y EN COMENTARIOS, COMO EN UN ÁLBUM DE POSTALES CON PIE EXPLICATIVO AÑADIDO. LOS CINES DE MADRID, O LAS SALAS, ES UN CAPÍTULO FUNDAMENTAL EN EL LIBRO, FRUTO DE UNA REDACCIÓN LABORIOSA DEBIDA A LA INVESTIGACIÓN QUE HA SIDO NECESARIA PARA ESTABLECER SU NÚMERO, SUS NOTAS CARACTERÍSTICAS Y SU ANECDOTARIO URBANO Y PERSONAL. HA SIDO UN TRABAJO DE PRIMERA MANO, DEL QUE SÓLO SE VE UNA PARTE. EL RESULTADO LLENA EL VACÍO QUE EXISTÍA EN LA LITERATURA LOCAL A LA QUE, CREEMOS, SE HACE UNA APORTACIÓN MUY ÚTIL, INCLUSO EN EL ASPECTO URBANÍSTICO Y ARQUITECTÓNICO. EL LIBRO SE CIERRA CON UNA OJEADA NECESARIA AL MADRID PROVINCIAL QUE AHORA FORMA, CON LA CAPITAL, UNA COMUNIDAD AUTÓNOMA. ALGO DE HISTORIA QUE TIENE UN CAPÍTULO ENORMEMENTE IMPORTANTE EN LA CIUDAD DE LA IMAGEN, CON SU YA INAUGURADA ESCUELA DE CINE,Y QUE ES UNA BASE ESENCIAL PARA EL CINE EN EL MADRID DEL AÑO 2000.

(De la publicación. Mayúsculas en el original)

“Somerset Maugham y el cine” (Por Begoña Eguskiza)


Somerset Maugham y el cine

Arículos anteriores de Begoña Eguskiza

@BEguskiza

Nació en 1874 en la Embajada Británica de París, por lo que siempre arrastró acento francés. A la edad de 8 años quedó huérfano de madre, con la que se sentía muy unido, una pérdida de la que jamás se recuperó. Con 10 años murió su padre, como sus tres hermanos mayores le llevaban mucha diferencia de edad, fue enviado con su tío paterno, el vicario de Whitstable, un hombre frío, distante e incapaz de dar afecto. En este periodo desarrolló una tartamudez que jamás le abandonaría. Fue internado en el Kings School of Canterbury, donde fue foco de burlas debido a su tartamudez y baja estatura. Para defenderse del ambiente opresor de sus compañeros y de su tío, desarrolló una habilidad, el sarcasmo, protegiéndose de las burlas con comentarios crueles.
Era un hombre vulnerable y cruel, tímido y acomplejado, incapaz de envolverse solo en sociedad, siempre acompañado de algunos de sus amantes con los que llegó a ser muy cruel, así que se quedó prácticamente solo en su vejez.

Estudió literatura, filosofía y alemán y luego su tío le obligó a estudiar medicina, se graduó en la escuela médica londinense de St. Thomas, en obstetricia.

En aquel tiempo, realizando las prácticas de estudiante en los suburbios de Lambeth, tomó notas en un diario de la dureza de la vida y los valores humanos, escribiendo la primera novela, “Liza de Lambeth”, historia trágica de Liza Kemp, chica de un barrio obrero londinense que trabaja en una fábrica y vive con su madre, una mujer viuda y alcohólica. El adulterio y su relación con la miseria económica que condiciona las vidas es el tema principal de la novela. El éxito obtenido con su primera novela le empuja a dejar la medicina y dedicarse a la escritura, cosechando grandes éxitos, permitiéndole vivir holgadamente.

Con “Human of Bondage” de 1897, ya es un hombre muy famoso. Fue llevada al cine en 1934 por John Cronwell . Carley (Leslie Howard) un tullido estudiante de pintura caerá rendido ante la pérfida Mildred ( Bette Davis), una camarera de encantadora sonrisa que arrastrará a Carley al abismo. En un precioso blanco y negro, Cronwell hace que los personajes hablen a la cámara, metiendo al espectador en la escena. Pocas veces una obra literaria ha tenido tantas versiones en el cine.

En 1917 viaja al Pacífico (escribiría también libros de viaje), junto a su secretario y compañero Haxton, en el barco de vapor Sonoma visitaron Pago Pago. Retrasados por una inspección de cuarentena Maugham y Haxton se alojaron allí junto a otros pasajeros del Sonoma entre los que se encontraban un misionero y su esposa y una prostituta, personas que le inspiraron para sus personajes de “Rain”, cuento que fue publicado originalmente como “Miss Thompson” en la edición de abril de 1921 de la revista literaria estadounidense The Smart Set.

En la actualidad la casa de huéspedes donde se alojaron, lleva el nombre de Sadie Thompson Inn. La primera vez que vi “Rain” de Lewis Millestone, me impresionó la historia. Descubrí que en mi casa había varias novelas de un tal, para mí desconocido en aquellos años, Somerset Maugham y me dediqué a su lectura. Con el tiempo descubrí la cantidad de su obra llevada al cine. Basada en un cuento “La bella del Pacífico”, narra el desembarco de la tripulación en una isla debido a una epidemia de cólera, entre la tripulación una prostituta (Joan Crawford) y un misionero (Walter Huston) que le acosa con la intención de apartarla de su vida de pecado en una lucha despiadada y malévola con abuso de poder y anulación de personalidad. La película estrenada en 1932 fue un fracaso de público y crítica debido al tratamiento dado al misionero que se consideró ofensivo, las diferentes concepciones de la sexualidad, la religión y la moral.

En 1919 viaja al Lejano Oriente, visitó Hong Kong, Shangái, Pekín y recorrió el Yangze, dando como resultado “El velo pintado”, en 1934 con Greta Garbo, Herbert Marshall y George Brent y la más reciente con Naomi Watts, Edward Norton y Liev Schreiber. En la década de los 20, una joven pareja , Kitty de la alta sociedad, que para huir del ambiente familiar opresivo se casa rápidamente con Walter , un prometedor médico. Se trasladan a Shangái donde Kitty tiene una aventura con un norteamericano. Walter descubre la infidelidad y se trasladan a una de las regiones más remotas de China, azotada por una epidemia de cólera. Ambos emprenderán un “viaje” que dará sentido a sus vidas.

Durante la I Guerra Mundial, sirvió en Francia como miembro de la Cruz Roja en el “Literary Ambulance Drivers”, un grupo de 23 escritores entre los que estaban Ernest Hemingway, John Dos Passos… etc. Más tarde trabajó de espía, como correo, para el Servicio Secreto Británico, que le sirvió de inspiración para su libro de relatos “Ashenden or the Brittish Agent”. En 1936 Alfred Hitchcock y el guionista Charles Bennet se embarcan en la adaptación de dos de sus relatos, “El traidor” y “El mexicano calvo” para la que sería la vigésimo tercera película del afamado director, “Agente Secreto”. (La siguiente película del británico fue “Sabotaje” inspirada en “Secret Agent” de Conrad y unos cuantos años más tarde, para terminar de enredar al respetable, filmó ya en Estados Unidos “Saboteur”).

Pasó casi toda la II Guerra Mundial en Hollywood, donde trabajó en diversos guíones y fue uno de los primeros escritores en recibir pingües beneficios de la adaptación de su obra al celuloide. “The Letter” fue llevada al cine cuatro veces, la primera en 1929 donde Herbert Marshall interpreta al amante, años más tarde y junto a Bette Davis en la versión de W. Wyler, interpretaría al marido. Pocos escritores han sido tan prolíficos en el campo del cine. Su obra novelística culminó con “El filo de la navaja” donde el elemento autobiográfico está de nuevo presente. De las dos versiones de esta película me quedo con la de Edmund Gouldin. El protagonista es un veterano de la IGM, Tyrone Power, los horrores de la guerra y las dificultades para adaptarse de nuevo a la sociedad hacen que abandone su estilo de vida y a sus amigos para emprender un viaje en busca de paz espiritual que le llevará desde los suburbios de París hasta el Himalaya.

Fascinante, enigmático, tímido, amante de los viajes y buen observador fue el escritor más prolífico de su época, con veinte novelas, ensayo, biografías, libros de viajes, piezas de teatro y más de cien cuentos cortos. Algunos críticos le calificaron como mejor cuentista que novelista. Murió en su casa, en Saint Cap Ferrat (Francia) a la edad de 91 años.

De él mismo dijo que de los peores escritores era el mejor.

“Cisco Kid” (Por Begoña Eguskiza)


Sobre “In Old Arizona” (Irving Cummings, Raoul Walsh, 1928)

Cisco Kid, que no sonreía tan fácilmente, tenía 25 años y mataba por diversión. O porque estaba de mal humor, o para divertirse, o para evitar que lo detuvieran…
Podía disparar ocho décimas de segundo antes que cualquiera.
Un día en Quintana Creek, liquidó al sherriff haciendo que la bala atravesara limpiamente su estrella de latón.
Montaba un caballo ruano que conocía al dedillo todos los caminos de San Antonio a Matamoros (Texas). Mientras montaba, cantaba, y no sabía más que una canción que empezaba con estas palabras: “No bromees con mi novia Lulú, si no quieres tener un disgusto…” El ruano estaba acostumbrado a aquella canción y a la voz y no le molestaba.
Cisco Kid amaba a Tonya Pérez, una muchacha mitad Carmen, rostro de Madonna y alma de colibrí. Vivía en una cabaña con techo de ramas cerca de Lone Wolf Crossing, con su abuelo descendiente de los aztecas, que se pasaba la mayor parte del tiempo borracho.
En cierta ocasión que Kid fue a visitar a su amada, trepó hasta el tejado de ramas y allí escuchó como Tonya hablaba, en su dulce mezcolanza de inglés y castellano, con el sherriff.
Mucho más que a la ley, los habitantes de ese lugar, temían al bandolero despiadado, por el cual se interesaba el teniente y Ranger de Texas, Sandrige, rubio como un vikingo e interesado también, en Tonya.
Cisco Kid personaje principal del relato corto de William Sydney Porter quien escribió bajo el seudónimo de O. Henry ” The Caballero’s Way”, publicado por primera vez en julio de 1907 en la revista “Everybody’s Magazine” con ilustraciones de W. Herbert Dunton.
Pero este Cisco Kid que nos presentó O. Henry no fue el que luego aparecería en más de 150 episodios de TV., tiras cómicas, varias películas ni en una serie radiofónica, cuya cuña de presentación nada tenía que ver con el bandolero despiadado: “Aquí está la aventura. Aquí está el romance. Aquí está el famoso Robin Hood del Viejo Oeste.”
“In Old Arizona”, que fue toda una innovación en Hollywood, fue el primer western sonoro, rodado en exteriores y donde se escucha hablar en español y por primera vez vemos a un bandido encantador, con su bigote negro y acento mexicano, interpretando una canción escrita para la película y que será recurrente a lo largo de ella, “My Tonya”, fox- trot con letra y música de B.G. de Sylva, Lew Brown y Ray Henderson.
Tras el éxito de ” El cantante de Jazz” de la Warner, rodada en un estudio especializado en películas sonoras, la Fox se embarca en esta nueva empresa.
Para ello, recurren a Raoul Walsh, como director y actor principal. Anteriormente ya había trabajado a las órdenes de David W. Griffith en “El nacimiento de una nación”, interpretando al asesino de Abraham Lincoln.
El desierto de Mojave (California), la Misión de San Francisco (El Álamo) y Bryce Canyon, en Utah, fueron  los escenarios elegidos. Este último fue declarado el año anterior Parque Nacional, pese a lo abrupto del terreno, tenía buena comunicación debido a la nueva construcción de la carretera. Después de rodar las escenas de acción en Bryce Canyon, el equipo de sonido quedó inservible y de vuelta a Los Ángeles para sustituirlo por uno nuevo, una liebre atravesó el parabrisas del Jeep de Raoul Walsh y estampándose en el ojo derecho de este, perdiéndolo definitivamente.
Esto supuso el fin de su Cisco Kid, como actor y director.
Se haría cargo de la dirección Irving Cummings que mantendría algunas tomas largas de Walsh y había que buscar un nuevo actor, Buddy Roosevelt fue el elegido, pero se rompió una pierna, por lo que finalmente fue Warner Baxter, que salió ileso de esta aventura y con un Óscar al mejor actor.
La grabación del sonido fue bastante buena a pesar del ruido en exteriores.
Arthur Edeson, el director de fotografía, escondía y camuflaba los micrófonos. Empezó como retratista, anteriormente había rodado “Frankenstein” de James Whale y “El ladrón de Bagdad” de Walsh, este ya conocía su dominio de las sombras. Curiosamente, al elegante Arthur, cuando fue por primera vez a pedir trabajo como fotógrafo a los Eclair Studio en New Yersey, le contrataron como actor.
“El hombre invisible” “Casablanca” y “El Halcón Maltés” están entre sus obras.
Filmada seis años antes del Código Hayss, vemos a prostitutas bien definidas y un lenguaje atrevido y nada timorato, como Tonya, interpretada por Dorothy Burgess, la cual tiene innumerables amantes y secretos que los utilizará con el sargento Mickey Dum interpretado por Edmundo Lowe y con Cisco Kid.
“In Old Arizona” fue publicitada 100% hablada y su lema fue: “Escuchas lo que ves mientras disfrutas de Arizona” Aunque el espectador disfrutó del Gran Canyon en Utah.

“Westworld” (Temporadas 1 y 2)


“Westworld”

(Info: Wikipedia) Fotos: HBO

Westworld . Serie de televisión de ciencia ficción y suspenso creada por Jonathan Nolan y Lisa Joy para HBO. Se basa en la película de 1973 del mismo nombre, que fue escrita y dirigida por el novelista estadounidense Michael Crichton, y su secuela Futureworld (1976). Es la segunda serie de televisión basada en las dos películas, la primera es la serie de corta duración de 1980 Beyond Westworld. Nolan y Joy se desempeñan como productores ejecutivos junto con J. J. Abrams, Jerry Weintraub, y Bryan Burk, con Nolan dirigiendo el piloto. La primera temporada se estrenó el 2 de octubre de 2016, concluyó el 4 de diciembre de 2016 y consistió en diez episodios.​ En noviembre de 2016, HBO renovó la serie para una segunda temporada de diez episodios,​ que se estrenó el 22 de abril de 2018.

El debut de la serie en HBO obtuvo la audiencia más alta para un estreno desde el primer episodio de True Detective en 2014 y Westworld se posiciona como la primera temporada más vista de una serie original de HBO. El 1 de mayo de 2018, la serie se renovó para una tercera temporada. Westworld ha recibido críticas en gran medida positivas por parte de los críticos, con elogios especiales por las imágenes, la historia y las actuaciones.

Sinopsis

En un futuro no especificado, Westworld, uno de los seis parques temáticos poseído y operados por Delos Inc., permite a los visitantes experimentar el Viejo Oeste en un entorno poblado por «anfitriones», androides programados para satisfacer todos los deseos de los visitantes.

Los anfitriones siguen un conjunto predefinido de narrativas entrelazadas, pero tienen la capacidad de desviarse de estas narrativas en función de las interacciones que tienen con los visitantes.

Los anfitriones repiten su narrativa de nuevo cada día—habiendo borrado sus recuerdos del día anterior—hasta que son reutilizados o guardados para su uso en otras narraciones. Para la seguridad de los visitantes, los anfitriones no pueden dañar ninguna forma de vida; esto les permite a los visitantes una libertad casi ilimitada para participar sin recibir castigo en cualquier actividad que elijan con los anfitriones, incluida la violación y el asesinato. El personal está ubicado en un centro de control llamado «La Mesa», conectado al parque a través de vastas instalaciones subterráneas, supervisa las operaciones diarias, desarrolla nuevas narrativas y repara a los anfitriones según sea necesario.

Elenco y personajes

  • Evan Rachel Wood como Dolores Abernathy/Wyatt, la anfitrión más antigua que todavía trabaja en el parque. Al asumir inicialmente el papel de la hija de un ranchero, descubre que toda su vida es una mentira elaborada.
  • Thandie Newton como Maeve Millay, una anfitrión, que actúa como la madam de Sweetwater, pero sus recuerdos no reconciliados de un papel anterior la llevaron a ser consciente de sí misma.
  • Jeffrey Wright como Bernard Lowe, jefe de la División de Programación de Westworld, y programador de software para personas artificiales.​ Wright también interpreta a Arnold Weber, cofundador de Westworld.
  • James Marsden como Teddy Flood, un anfitrión. Él es un pistolero que regresa a Sweetwater para encontrar a Dolores, con la esperanza de reavivar su relación.
  • Ingrid Bolsø Berdal como Armistice, una anfitrión. Ella es una bandida brutal y despiadada, y es miembro de la pandilla de Héctor Escaton.
  • Luke Hemsworth como Ashley Stubbs, jefe de seguridad de Westworld, encargado de monitorear las interacciones entre humanos y anfitriones y garantizar la seguridad de los huéspedes.
  • Sidse Babett Knudsen como Theresa Cullen, responsable de control de calidad de Westworld, es responsable de evitar que el parque se desorganice.
  • Simon Quarterman como Lee Sizemore, el director narrativo de Westworld, cuyo temperamento artístico agrava a sus compañeros de trabajo.
  • Rodrigo Santoro como Héctor Escaton, un anfitrión. Es el líder de una pandilla buscado por robar el Hotel Mariposa en Sweetwater.
  • Angela Sarafyan como Clementine Pennyfeather, una anfitrión. Ella trabaja como prostituta para Maeve y es una de las atracciones más populares de Westworld. Lili Simmons retrata a otro anfitrión que cumple el mismo rol cuando se retira la Clementine original.
  • Shannon Woodward como Elsie Hughes, una estrella en ascenso en la División de Programación encargada de remediar el comportamiento extraño en los anfitriones del parque.
  • Ed Harris como el Hombre de Negro, un sádico invitado veterano que busca descubrir los secretos más íntimos de Westworld.
  • Anthony Hopkins como Robert Ford, cofundador y director de Westworld.
  • Ben Barnes como Logan Delos, un invitado habitual que presenta a William en el parque.
  • Clifton Collins Jr. como Lawrence / El Lazo, un anfitrión. Es un delincuente encantador pero peligroso con una habilidad especial para maniobrar y negociar con los diversos elementos criminales de Westworld.
  • Jimmi Simpson como William, un visitante renuente por primera vez en Westworld, uniéndose a su futuro cuñado, Logan. Inicialmente desdeñoso de las atracciones más lascivas del parque, poco a poco descubre un significado más profundo de la narrativa del parque.
  • Tessa Thompson como Charlotte Hale, directora ejecutiva de Delos Destinations Board, que supervisa Westworld y otros parques.
  • Fares Fares como Antoine Costa, miembro del equipo de seguridad de Karl Strand.
  • Louis Herthum como Peter Abernathy, el padre de Dolores. Bradford Tatum también retrató a Peter Abernathy en la primera temporada, después de que fuera dado de baja.
  • Talulah Riley como Angela, un anfitrión que da la bienvenida a los recién llegados al parque.
  • Gustaf Skarsgård como Karl Strand, El jefe de operaciones de Delos, que lidera los intentos de Delos de recuperar Westworld de los anfitriones deshonestos.
  • Katja Herbers como Emily, auna invitada en el parque El Raj que escapa a Westworld durante el levantamiento de los anfitriones.

    Concepción y desarrollo

    Michael Crichton, el escritor de la película de 1973 en la que se basa la serie.

    Warner Bros. había estado considerando una nueva versión de Westworld desde principios de la década de los ’90 y luego de la partida de la ejecutiva del estudio, Jessica Goodman en 2011, el proyecto fue nuevamente considerado.​ Jerry Weintraub había estado presionando por un remake durante años y, después de su éxito con Behind the Candelabra de HBO, convenció a la cadena para que diese luz verde a un piloto. Se llevó el proyecto a Jonathan Nolan y la co-escritora Lisa Joy, quienes vieron el potencial en el concepto de hacer algo mucho más ambicioso que la película original.

    El 31 de agosto de 2013, HBO anunció que habían ordenado un piloto para una posible serie de televisión, con Nolan, Joy, J. J. Abrams, Jerry Weintraub y Bryan Burk como productores ejecutivos.​ Ed Brubaker desempeñó en el equipo de redacción como productor supervisor,​ coescribiendo el cuarto episodio con Nolan. HBO más tarde anunció que Westworld había sido aceptado y que se estrenaría en 2015.​ En agosto de 2015, HBO lanzó el primer teaser, que reveló que la serie se estrenaría en 2016.

    Abrams sugirió que la serie se cuente con la perspectiva de los “anfitriones” en mente.​ Nolan se inspiró en videojuegos como BioShock InfiniteRed Dead Redemption y The Elder Scrolls V: Skyrim para lidiar con el componente moral de la narración en un espectro.​ Durante la investigación, las películas de Sergio Leone proporcionaron puntos de referencia para los personajes y visuales; las novelas de Philip K. Dick les informaron sobre los dilemas relativos a la inteligencia artificial, y para la construcción del mundo y la narrativa entrelazada, consultaron los juegos de Grand Theft Auto. La película de 1973 también incluyó un Mundo Romano y un Mundo Medieval, pero Nolan no las incluyó.

    Los co-creadores Jonathan Nolan y Lisa Joy

    Nolan explicó que la serie explorará, a través de sus personajes invitados, sobre por qué “la violencia está en la mayoría de las historias que nos gusta mirar, pero no es parte de lo que nos gusta hacer”. La serie explora ideas sobre la mente bicameral por el psicólogo Julian Jaynes, quien abogó por la existencia de dos mentes separadas—una que da instrucciones y otra que las realiza. Jaynes discutió cómo la conciencia proviene de romper el muro entre ellos al exponer al individuo a nuevos estímulos.

    Los guionistas y productores han planeado que la historia dure hasta cinco temporadas.

    Financiación

    Según los informes, los diez episodios de la primera temporada se produjeron con un presupuesto de aproximadamente de $100 millones, con presupuestos por episodio de entre $8 millones y $10 millones, y el episodio piloto solo costando $25 millones para producir. HBO y Warner Bros. Television compartieron el costo de producción de la serie; según los informes, HBO también pagó una tarifa de licencia no revelada a Warner Bros. Television por los derechos de transmisión.

    Casting

    Gif de gfycat.com 

    Después de que se transmitió el último episodio de la primera temporada, Nolan y Joy revelaron que habían operado con una estricta base de “necesidad de saber” con la mayoría de los actores, con el fin de “mantener la historia tan fresca y presente para ellos como sea posible.”​ Por ejemplo, en el caso de Wood, le dieron direcciones de actuación extrañas sin explicar por qué, y le tomó un tiempo a Wood inferir que en realidad estaba interpretando cinco personajes distintos dentro del mismo anfitrión: cuatro modos de comportamiento diferentes para Dolores, más Wyatt.​ Por el contrario, Hopkins se dio cuenta de la historia general de Ford desde el principio (en el momento en que le dieron el papel) para asegurarse de que podía transmitir la complejidad del personaje en su actuación.​ Sin embargo, incluso con ese conocimiento, inicialmente Hopkins recibió libretos muy redactados, y tuvo que insistir en el acceso a los libretos completos.

    Filmación

    Al principio se decidió que la serie se filmaría en una película de 35 mm con ayuda de tomas HD, a pesar de las crecientes dificultades para adquirir rollos.​ Para una apariencia más suave, los cineastas utilizaron las lentes originales Arri Zeiss con sus capas removidas.​ La serie se filmó principalmente en Kodak, que fue procesada por FotoKem en Burbank y escaneada por Encore Hollywood para crear intermedios digitales de todas las tomas adecuadas para su uso como periódicos. El corte final fue entregado a HBO en un formato JPEG digital en 2K para su transmisión y a Warner Bros. Television como un corte negativo para fines de archivo.

    Dado que gran parte de la serie se ve desde el punto de vista de los anfitriones,​ los Steadicams se utilizaron para filmar toda la primera temporada, a excepción de un par de escenas en el último episodio, donde se usó una cámara portátil como metáfora de que los anfitriones se liberan de su programación y ahora actúan por su propia voluntad.

    El rodaje del episodio piloto se realizó durante 22 días​ en agosto de 2014 en Los Angeles y sus alrededores así como Moab, en Utah.

    Castle Valley en Utah es uno de los lugares de rodaje. (Foto: Wikipedia)

    Lugares de rodaje en California incluye varios estudios de sonido, backlot en Universal Studios & Warner Bros., Paramount Ranch en Agoura, California, El Melody Ranch en Santa Clarita, California,​ y el Pacific Design Center en West Hollywood, California.​ El Melody Ranch usado para la ciudad de Sweetwater había sido utilizado previamente para muchas películas, tales como Django Unchained y The Magnificent Seven, pero fue significativamente mejorado para Westworld por el diseñador de producción Zack Grobler para retratar una versión idealizada de la frontera estadounidense.​ Pantallas de croma verde fueron usadas alrededor de los juegos de California para bloquear objetos modernos como estacionamientos, para que las tomas de California pudieran ser más tarde composición digital fusionada con fotos exteriores de Utah.

    Para la apariencia exterior a gran escala del espectáculo, los productores se inspiraron en el trabajo de John Ford, quien filmó sus últimas cuatro películas en Castle Valley, al este de Moab.​ En la primavera de 2014, Nolan visitó el sur de Utah con miembros clave del equipo y un explorador de locaciones para explorar la posibilidad de filmar allí y rápidamente se enamoró del lugar. Las tomas de la localización para el episodio piloto ocurrió más adelante sobre cinco días en Utah meridional,​ incluyendo Castle Valley.​ La mayoría de las ubicaciones de Utah, como Dead Horse Point State Park, eran “walk-in” áreas donde tanto el elenco y el personal estaban obligados a caminar dentro y fuera con todo su equipo.​ Se rodaron escenas de cabalgatas en un rancho privado, donde los cineastas no estaban sujetos a tantas restricciones como cuando trabajaban en terrenos públicos.​ Para combinar perfectamente los escenarios de California con el escenario de Utah, las paredes fijadas fueron enviadas a Utah para que pudieran usarse para filmar ángulos inversos de escenas originalmente filmadas en California.​ Por ejemplo, las conversaciones en el balcón exterior del centro de operaciones de Westworld fueron filmadas en un balcón en el Centro de Diseño del Pacífico mirando hacia el centro, luego los ángulos inversos sobre los hombros de los miembros del reparto fueron disparados a Dead Horse Point, el centro de operaciones estaba situado en la cima de los acantilados escarpados del parque estatal.​ Las escenas del interior del tren fueron creadas montando el conjunto entero del coche del tren en la parte posteriora de un carro plano y conduciendo el carro hacia adelante y hacia atrás adelante Utah State Route 128.

    La impresión 3D de los anfitriones se realizó utilizando casi todos los efectos prácticos, algunos de los cuales fueron mejorados por el equipo de efectos visuales. La serie usó armas reales, aunque por lo general fueron descargadas.​ Por respeto a los actores y extras involucrados, la filmación de desnudos se realizó en un set cerrado, y para escenas de sexo, se utilizó un consultor sexual.

     

    Secuencia de los créditos de apertura

    La secuencia de los créditos de apertura de la serie fue creada por Elastic, el mismo estudio de producción que creó las secuencias de títulos para otras tres series de HBO: RomeCarnivàle y Game of Thrones. Patrick Clair actuó como director creativo de los créditos de apertura,​ que tardó alrededor de cinco semanas para conceptualizar.

    Clair se reunió con Nolan y Joy en febrero de 2016 para discutir su desarrollo. Estaba interesado en su decisión de abordar el punto de vista de la serie desde el de los anfitriones, considerando el resultado como un estudio psicológico inherente. Desde su inicio, la secuencia traduciría los elementos presentes en la serie a través de diseño asistido por computadora. Por ejemplo, una vez que Clair recibió imágenes del compositor Ramin Djawadi de una pianola en movimiento, su contraparte actual, situada en la oficina de producción de Westworld, fue fotografiada y luego reconstruida en imágenes generadas por computadora.​ Nolan también aplicó el instrumento de autoaprendizaje en referencia a la primera novela de Kurt Vonnegut Player Piano. Estaba destinado a representar la primera Máquina de Rube Goldberg para evocar el movimiento humano.​ Clair vio la metáfora detrás de la pianola—”una forma primitiva de robot”—como una exploración de la disparidad entre el hombre y la máquina “que se está creando para ser redundante.” Los anfitriones que estaban bañados en líquido blanco golpearon a Clair como una yuxtaposición de la arena y el grano del género Western con su base en la ciencia ficción. Los motivos de Leonardo da Vinci en Vitruvian Man surgió de la voluntad de Clair para transmitir la representación de Westworld del cuerpo humano desnudo .​ La secuencia también hace referencia al video musical de Chris Cunningham de 1999 para la canción de Björk “All Is Full of Love”, de una manera que Clair llamó “un poco desvergonzada (…) porque adoro a Chris Cunningham y (…) me pareció el lugar perfecto para hacerlo porque estaba tratando con todos los temas correctos y con la estética correcta.”

    La secuencia comienza con la caja torácica de un caballo, junto con un conjunto de anfitriones fabricados por robots industriales. El caballo esquelético se muestra a mitad de galope para subvertir la iconografía de tal representación.​ En cuanto a los esfuerzos de Clair para exponer los paisajes Western en relación con un mundo de robótica, pensó que era sensato que se hiciera dentro de un solo ojo; los cráteres y los valles se forman como el simulacro de un iris.​

    La segunda temporada introduce una nueva secuencia de los créditos de apertura. Se cambian varios elementos de la secuencia original de los créditos, incluidas las imágenes de un caballo que ahora se sustituyen por un bisonte. Otras nuevas imágenes en los créditos incluyen el sombrero negro del Hombre de Negro, una madre acunando a su hijo (que evoca a Maeve) y el cabello de una mujer rubia siendo peinado mecánicamente (representando a Dolores). El score de Ramin Djawadi permanece igual, con las imágenes de la pianola intactas.​

    Música

    Ramin DjawadiRamin Djawadi, el compositor de Westworld (Foto: Wikipedia)

    La música está compuesta por Ramin Djawadi, quien también trabajó con el showrunner Nolan en la serie Person of Interest.​ El tema principal combina el uso de notas de bajo, arpegios de luz y melodía, todo lo cual complementa la idea de un parque de atracciones.​ La banda sonora de la primera temporada se lanzó el 5 de diciembre de 2016.

    Djawadi habló sobre las canciones modernas utilizadas en el show, y ​​dijo: “El show tiene un sentido anacrónico, es un parque temático y, sin embargo, tiene robots, ¿por qué no tener canciones modernas? Y esa es una metáfora en sí misma, envuelto en el tema general del show”,66​ pero le dio crédito a Nolan por haber tenido la idea.67

    Las interpretaciones de piano y cuerdas presentadas en Westworld incluyen “No Surprises” de Radiohead,​ “Fake Plastic Trees”, “Motion Picture Soundtrack” y “Exit Music (For a Film)”, “Black Hole Sun” de Soundgarden, “Paint It Black” de The Rolling Stones,​ “Pine Apple Rag” de Scott Joplin​ y “Peacherine Rag”, “Reverie L.68” de Claude Debussy, “A Forest” de The Cure,​ la versión de The Animals “The House of the Rising Sun”, “Back to Black” de Amy Winehouse y “Something I Can Never Have” de Nine Inch Nails.

     

    (Info: Wikipedia)