“Furtivos” (Roberto Cueto, Ediciones de la Filmoteca)


El cine español ha recurrido con frecuencia a los escenarios rurales como ámbito de todo tipo de relatos, desde la amable y despreocupada visión costumbista hasta un realismo social que no olvida cierta mirada crítica. Sin embargo, muy pocas películas en esa tradición ofrecen tantos matices, tantas capas como Furtivos. Rodada cuando la dictadura franquista ya agonizaba, la cinta ha quedado como un testimonio de primera mano de un cine que se veía obligado a hablar a medias para contar verdades: ese bosque umbriío, esos personajes atrapados en una civilización atrasada, ese abismo que se abre entre diversas clases sociales no dejan de ser certeros retratos de una España que seguía amordazada y luchaba por zafarse de una represión que se sentía ya ancestral. pero la película de José Luis Borau es mucho más que eso, ya que ese microcosmos bárbaro y primitivo es también el escenario de un conflicto que puede ser trascendido hacia lo trágico y mitológico. Un universo tumultuoso que es filmado con sorprendente rigor y austeridad, con la precisión de un cineasta que observa a sus criaturas sin juzgarlas y que se mueve siempre en un delicado equilibrio entre el tremendismo de sus propuestas y la elegancia a la hora de ponerla en escena. (Introducción de Roberto Cueto)

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s