“De Nadie” (Tin Dirdamal, 2005)


Octavio Fraga Guerra / Rebelión

Sinopsis: La historia de María, una emigrante centroamericana que es forzada a abandonar a su familia en busca del sueño americano. En su camino a los Estados Unidos, cruza por México donde vive una pesadilla. DeNADIE es un documental acerca el valor y la injusticia que viven miles de centroamericanos. Los migrantes son torturados, asaltados, violados e incluso asesinados por diversos grupos en México Antes de despedirnos de María, le prometemos encontrar a su familia en Honduras y darles un mensaje.

Esta es la historia de los sin nada, de los vilipendiados del continente americano, de los que no estarán en las portadas de los grandes medios de comunicación. Esta es la verdad de una verdad repetida a voces, amasada, dosificada y expuesta en los anaqueles de la historia, presente en el diario bregar de hombres y mujeres, “nacidos para ser pobres” y que han apostado por hacer la ruta.

Esta es la historia de hombres y mujeres que apuestan su alma y su vida para hacer de su futuro una realidad diferente. Esta es la historia que persiste grandilocuente en la patina de los grandes fotógrafos que se “atesoran” en catálogos, almanaques y pasillos de galerías bajo el mérito de contarnos lo que ya sabemos: que cada día hay más hombres y mujeres que engrosan la fila de los sin nada. Esta es la historia que sirve de pretexto para que las Naciones Unidas puedan seguir reuniéndose, tomen acuerdos y hagan la foto, la foto de la cumbre, la foto de los “grandes dignatarios”, la foto de un encuentro que sirvió para lucir el último modelo de alguna famosa casa de moda.

Esta verdad de estadísticas e historias de vida está dibujada con acento de relato cinematográfico, que alberga los testimonios de hombres y mujeres dispuestos a compartir su verdad y que el cine documental sabe calar con magistral vocación artesana. Estoy hablando de historias narradas en primera persona, hechas por la voluntad de un equipo de trabajo sensible y comprometido a convertir historias de vida en un espacio mayor. Estamos ante una obra tangible porque los sueños se rompen, porque la ira crece y el pacto con el silencio se esfuma para mostrar su verdadera estatura: la del horror del tránsito hacia un mundo trasnochado y hostil, un espacio donde el sueño y el ansia por un de vitrinas trasnochadas siluetas se resquebrajan por el camino.

Bajo la conducción del realizador mexicano Tin Dirdamal nace el filme documental De Nadie. Una pieza que articula con particular soltura y sobria estructura audiovisual, el drama de los migrantes centroamericanos empeñados en atravesar México para cruzar la frontera hacia los Estados Unidos, “el país de las grandes oportunidades, el escenario de los grandes acontecimientos, el lugar donde todos quieren vivir”.

Un cámara y un diálogo entrecruzado bastan para narrarla, poblada de anécdotas que son las ventanas por las podremos ser “espectadores vivos”. Con mirada penetrante e indagadora, se va componiendo el encuadre que rasca en cada uno de los “hechos del pasado”, pasado que fue ayer o poco más de una semana o años atrás. El encuadre oxigenado de esta puesta fílmica sirve de articulación discursiva, legitimado por diálogos que parten de una búsqueda indagatoria y quirúrgica de acento dramático, que no significa transitar por los derroteros de la telenovela -estética distante de este gran género-, vamos recibiendo en dosis bien estructuradas la ruta de personajes que han vivido el desagravio, el rose con la muerte o la experiencia de acciones que atentan contra la dignidad humana.

 

Hombres y mujeres de Guatemala, Honduras y El Salvador, forman parte de las verdades que se van sumando a esta plataforma cinematográfica arropada de confesiones que estremecen al más cauto de los espectadores documentales. Las historias están “colocadas en pequeñas dosis”. El relato fluye acompasado tras los pasos a estos narradores de excepción con la clara intencionalidad de ir hurgado en los retos de sus vidas, en las razones que les mueve para aventurarse en esta odisea, desgranando cada vericueto argumental sobre lo que dejan atrás, sobre las suma de sueños incumplidos, primando en esta reflexión compartida el desarraigo, la ruptura con la familia, la incertidumbre ante un futuro que aún no ha comenzado a tocar a sus pies.

Capítulos-temas distinguen a cada una de las partes de esta obra: los funcionarios de inmigración, El tren, las pandillas de los Mara Salvatrucha, la policía o La Patrona, esta última una tinta de esperanza en medio de tanto dolor y sufrimiento. Estos sustantivos temas conforman esa ramificación de subtramas que en veladas proporciones contribuyen a humanizar y visualizar la ruta de los migrantes. Cada una de estas partes constituyen algunas de las experiencias por las “que han de transitar” los que apuestas por esta desgarradora travesía. El orden está dado por cada una de estos “capítulos”.

Con acertada visión cinematográfica los autores de este filme recurren al recuento, al engranaje de historias con algunos de los protagonistas, repasando la escritura de los argumentos desde el prólogo cinematográfico. Retratando esa otra verdad que es la pobreza extrema en naciones donde vivir es una odisea.

Cabe apostar y distinguir la música en este filme, la labor de su creador –Alfonso M. Rubial-, forma parte de esa otra gran pieza que desde un todo da la necesaria dimensionalidad temática de este documental tratado con los acertijos de un proyecto que busca dejar una huella. Esa necesaria labor del cine documental esta resuelta con los tambores del dolor que incorpora el compositor en algunas de sus piezas, que aspira a seguir el trazo amargo de los personajes. Partituras y canciones de tono trovadoresco de clara intención de denuncia son aquilatados en partes y capítulos en esta obra que resulta esencial para entender el dolor y el infierno que significa pasar por la ruta “del sueño anhelado”. Los textos que ha compuesto Rubial para esta obra cinematográfica forman parte de los aciertos del filme, entre otras razones, por que dialogan con los actores de esta trama y con los espectadores, destino y final del desatado filme: DeNADIE.

El realizador Tin Dirdamal nació en Monterrey, México. Trabajó en un proyecto de migrantes centroamericanos en Veracruz y en un proyecto educativo en la Sierra Tarahumara con los Rarámuris. DeNADIE es su primer documental en el cual refleja la valentía y las injusticias cometidas a los migrantes centroamericanos en México, en su afán de llegar a los Estados Unidos.

Para la presentación de este filme, contaremos con la presencia de Iliana Martínez quién estudió Relaciones Internacionales en México y un master en Estudios Culturales Europeos en Polonia y Holanda. El primer documental en el que participó como investigadora, DeNADIE, fue seleccionado en más de 40 festivales nacionales e internacionales. Entre los reconocimientos recibidos destacan el premio de público en el Festival de Cine de Sundance en 2006 y el premio de la Académica Mexicana de Cine (Ariel) a mejor documental en el mismo año.

Como resultado de esta experiencia se involucró en el trabajo de difusión del documental en diversos foros relacionados con el tema de migración así como con trabajo voluntario en organizaciones relacionadas con la defensa de derechos humanos de los migrantes, como la comunidad de La Patrona y FM4 Paso Libre. A partir del éxito de DeNADIE, el equipo recibió el apoyo por parte de la Fundación Rockefeller y del Fondo Documental de Sundance para realizar un nuevo proyecto. El resultado es el documental “Ríos de Hombre”, el cual reflexiona sobre la relación del ser humano con el agua a partir de la historia de la guerra del agua en Cochabamba, Bolivia. Ha sido estrenado en BAFICI y actualmente esta en la etapa de festivales.

“De Nadie” en FilmAffinity

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s