“Tiempos de crisis” (Juan carlos Rivas Fraile)


“Tiempos de crisis” Juan carlos Rivas Fraile / Mundo Obrero

Carlos Vermut en su Magical Girl habla de una pasión que sienten dos individuos, un padre hacia su hija adolescente afectada de leucemia, y un viejo profesor de matemáticas hacia la que fue su alumna y por culpa de quien –no sabemos de qué modo y en qué circunstancias- cumplió condena de cárcel. El padre ha sido arrojado al paro (la crisis omnipresente) y desea hacerle un regalo a su hija, pero no tiene dinero y decide conseguirlo sin reparar en la moralidad de sus métodos. El profesor, trasunto moderno del Humbert Humbert nabokoviano, ha visto arruinada su vida por la irreprimible obsesión por Bárbara, que adivinamos oscura, perversa, destructora, sólo a través de fragmentos de diálogos, y cuando vuelve a ser convocado por ella al torbellino de sus anhelos se encamina dócil hacia el abismo, destino idéntico al que Lolita empujaba a su anciano enamorado.

magical_girl_20157Lo verdaderamente notable de la película de Vermut lo encontramos en el plano formal, tanto en la ascética puesta en escena como en la estrategia general narrativa que cuenta muchas cosas tremendas sin apenas mostrar nada de ellas a través de un uso magistral de la elipsis y del fuera de campo. Su cámara –al contrario que la de los Dardenne- es quieta y su mirada fría. Se diría que Vermut disecciona cadáveres andantes, personas afectadas por terribles convulsiones internas que ocultan bajo una capa de impertérrita expresión, volcanes en ebullición interna a punto de estallar, pero silenciosos y aparentemente tranquilos. Lo prodigioso de ese contraste entre fondo y superficie es que la narración resulta fascinante e hipnótica y atrapa por la belleza de sus formas. A destacar, una vez más, la interpretación de José Sacristán, quien en su espléndida madurez vuelve a pulir y dar aún más brillo a su edad de oro profesional.

Los Dardenne proporcionan el mínimo de información necesaria para llevarnos a donde se proponen que lleguemos, a comprender la esencia de cómo somos y cómo es el sistema en el que vivimos. En su caso, es pura economía expresiva. Carlos Vermut suministra los datos mínimos necesarios para permitirnos reunir con nuestra propia imaginación todas las piezas del puzle que estamos construyendo, cuya esencia es la inaprensible naturaleza del amor. En su caso, es pura cuestión de estilo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s