“Winter’s Bone” (Debra Granik, 2010)


 

 

‘Winter´s Bone’, el infierno en la tierra / Alberto Abuín / Blog de Cine

La historia de ‘Winter´s Bone’ parece mínima: Ree es una joven que cuida de sus dos hermanos pequeños y de su madre, la cual se encuentra en un estado casi catatónico. Un día reciben la visita de un agente de policía que les advierte que el padre de Ree, encarcelado por delitos relacionados con las drogas, ha salido de la cárcel y se desconoce su paradero. Como la casa y los terrenos han sido puestos como fianza, corren el peligro de perderlo todo si el ex-convicto no da señales de vida. A partir de ese instante Ree comenzará a buscar desesperadamente a su padre, descubriendo un mundo que, estando al lado mismo de su casa, es prácticamente lejano para ella. Un mundo marcado por la violencia, el silencio y la venganza, algo que hará madurar a Ree, de 17 años, a marchas forzadas. El guión, obra de la propia directora y Anne Rossellini, adapta la novela de Daniel Woodrell, de quien Ang Lee ya había adaptado una de sus obras en la correcta ‘Cabalga con el diablo’ (‘Riding with the Devil’, 1999).

Al igual que en el film de Lee el paisaje tiene una importancia vital en la historia. Su carácter opresivo influye en la vida de sus habitantes hasta el punto de definirlos completamente. Granik utiliza el gris aspecto de los Orzaks, fotografiado por Michael McDonough —director de fotografía del anterior trabajo de Gronik, ‘Down to the Bone’ (2004)— como complemento al periplo de Ree en busca de su progenitor. Un paisaje asolador, amenazante que oculta los terribles secretos de los personajes. Granik inserta de vez en cuando planos del entorno, el cual posee cierto aire fantasmagórico. Un peligro invisible que remarca la aventura de Ree, adentrándose cada vez más en la verdad, ésa que nadie quiere dar a desvelar porque es demasiado terrible. Los habitantes de la región han convertido el lugar en su mundo particular, personal e inexpugnable —no son pocos los instantes en los que Ree parece “engullida” por la naturaleza del lugar—, y allí marcan sus propias reglas, su propia ley. En medio de todo ello, Ree alcanzará una madurez prematura, tal vez demasiado.

‘Winter´s Bone’ está llena de violencia. No es una violencia explícita, sino más bien todo lo contrario, un enorme acierto por parte de Granik, pues logra crear una tensión gradual acorde con los avances de Ree en su “investigación”. Lo curioso del asunto es que dicha violencia surge en gran parte de los personajes femeninos, casi todos excelentemente retratados. Al fin y al cabo Granik nos habla también del poderoso papel de la mujer en la vida de sus hombres, condicionados en todo momento por esa especie de mano protectora femenina. Los negocios —en este caso, las drogas— son llevados por hombres, pero el orden de las cosas, el mantenimiento moral y emocional de la situación se debe a las mujeres. El film está lleno de personajes femeninos fascinantes, tan protectores de su mundo, como peligrosos para todo aquel que intente perturbarlo, aún viniendo de su propio seno. Entonces el infierno puede desatarse. Y no hay escapatoria.

Un infierno terrenal que Ree termina de descubrir, comprendiendo sobre todo los lazos que unen a las gentes del lugar, incluida ella misma. La actriz Jennifer Lawrence ha conseguido una merecida nominación al Oscar por su interpretación, esa adolescente que pasa a ser mujer en un abrir y cerrar de ojos —terribles los instantes en los que enseña a sus hermanos a disparar, o el casi onírico momento de la barca, con sierra y cadáver incluido—, reflejando muy bien el dolor de las consecuencias de un mundo violento en los más jóvenes. A su lado, un entregado John Hawkes, también nominado al Oscar, en un sentido papel, quizá algo más tópico que el resto, una especie de concesión al espectador. Y es ahí donde ‘Winter´s Bone’ no termina de ser lo redonda que debiera. A pesar de su excelente ritmo, de su crescendo dramático, no se atreve a llegar hasta el final de sus consecuencias. Una pena viniendo de unos de los títulos más interesantes de la cartelera actual, y que le impide ser grande. No obstante, no hay que perder a Debra Granik de vista, hay cine en sus venas.

‘Winter´s Bone’, el infierno en la tierra / Alberto Abuín / Blog de Cine

 

Criticas / Cuadro FilmAffinity

 

CRÍTICAS —————————————-
“En muy pocas ocasiones, una película se mete por debajo de nuestra piel con fascinante autenticidad, reforzando nuestra fe en el poder maravillosamente evocador de la narración cinematográfica. ‘Winter’s Bone’ es incuestionablemente esa película” (Claudia Puig: USA Today) 
—————————————-
“Una muestra de cine sin prisas, muy raro de ver en estos tiempos. (…) Puntuación: ***** (sobre 5)” (Philip Wilding: Empire) 
—————————————-
“Intensa, absorbente y controlada, ‘Winter’s Bone’ es una película con alma de cine de autor dentro de una apariencia de serie B y demuestra ser una potente combinación” (Kenneth Turan: Los Angeles Times) 
—————————————-
“Es su esqueleto noir lo que le da garra a este drama de realismo social, como si Humphrey Bogart se hubiera convertido en una chica de 17 años arrojada en el rincón más miserable de América (…) Rating: **** (sobre 4)” (Ty Burr: Boston Globe) 
—————————————-
“Más que el thriller en sí mismo, lo que le interesa a Kranik son sus personajes y el retrato de un microcosmos rural. (…) ‘Winter’s bone’ es dura de roer, pero fascinante” (Javier Ocaña: Diario El País) 
—————————————-
“Salvando el aroma de película prediseñada, ‘Winter’s bone’ es una obra excelente” (Jordi Batlle Caminal: Diario La Vanguardia) 
—————————————-
“Consigue una conversión dificilísima, lo ordinario en extraordinario: una historia que, en esencia, es tópica y habitual en el cine adquiere tonalidades excepcionales (…) Puntuación: **** (sobre 5)” (E. Rodríguez Marchante: Diario ABC) 
—————————————-
“La esencia del mejor cine norteamericano. (…) Un trabajo que por su sobriedad y aspereza encantaría a Clint Eastwood (…) Puntuación: **** (sobre 5)” (Manuel Piñón: Cinemanía) 
—————————————-
“Granik sabe contar la odisea de su heroína Ree sin sucumbir al golpe bajo sentimental, pero sin renunciar a la poesía de gran calado. (…) Puntuación: ***** (sobre 5)” (Jordi Costa: Fotogramas) 

ENTREVISTA CON DEBRA GRANIK, DIRECTORA Y GUIONISTA / Cines golem

¿Qué la empujó a adaptar la novela Winter’s Bone y convertirla en una película? Leí “Winter’s Bone” de un tirón. Hacía mucho que no me ocurría esto con un libro. Quería saber cómo conseguiría sobrevivir Ree. Me pareció una historia como las de antes, con una protagonista con la que simpatizaba y una atmósfera palpable. Me parecía muy novedosa, dado que no suelo tener la oportunidad de imaginar vidas como la de la joven Ree, cuyas circunstancias son muy diferentes de las mías.

¿Qué tipo de colaboración hubo con el autor, Daniel Woodrell, a la hora de hacer la película? 
Anne Rosellini, la productora y coguionista, y yo visitamos a Daniel Woodrell en su casa del sur de Misuri y realizamos la primera búsqueda de localizaciones con él. Vimos arroyos, cuevas y casas de todo tipo. Fotografiamos patios, carreteras, caminos y bosques. Katie Woodrell, la esposa de Daniel, nos concertó citas con cantantes, cuentacuentos, folcloristas y numerosos especialistas en la cultura actual y del pasado de los Ozark. También tuvimos una larga y triste charla con el sheriff acerca del grave problema que representa el consumo de metanfetamina durante los últimos veinte años. Quedamos entusiasmadas con esta primera visita. También éramos conscientes de que necesitaríamos un guía, un vecino de la zona que nos pudiera introducir dentro de una comunidad a la que, con el tiempo, quizá pudiéramos persuadir para que trabajara con nosotras.

¿Cómo fue rodar con Jennifer Lawrence? Jen se tomó el papel muy a pecho y trabajó muy duro para penetrar en el mundo de Ree. Pidió a sus familiares de Kentucky que le enseñaran a cazar, a cortar madera y otros conocimientos que le parecían necesarios. Su acento natural ya era muy similar al de Ree, y aunque el guión contenía expresiones realmente extrañas, Jen las conocía por haber oído cosas parecidas mientras crecía. Al llegar a Misuri antes del rodaje, entabló amistad con la familia de la casa donde íbamos a rodar. Se aprendió los nombres de los perros, aprendió a manejar unas cuantas máquinas y estableció un vínculo afectivo con sus hijos. En la película, tiene un hermano y una hermana menor. Jen sabe trabajar con niños y consigue que las escenas sean reales para ellos. Ensayó mucho con los niños para que estuvieran relajados.

¿Cómo ve al personaje de Ree? Ree desea por encima de todo que su hermano y su hermana salgan adelante. Está dispuesta a luchar para impedir que su familia se separe. La veo un poco como una leona protegiendo a sus cachorros. También es una adolescente que se siente impotente cuando los adultos que la rodean toman decisiones fatales que les llevaran a la destrucción. No puede hacer mucho para sacar a su padre del mundo de la metanfetamina ni ayudar a su tío con su adicción y nihilismo, pero les quiere. Es algo muy duro para una persona tan joven.

Al igual que muchos héroes o heroínas, Ree debe luchar. No es una adolescente al uso. Nunca la vemos pasárselo bien con su amiga Gail o tontear con chicos. Se concentra en lo que debe hacer antes de la fecha fatídica. En este contexto, Ree no acepta una negativa. Quizá no sabemos de dónde saca las fuerzas, pero estamos con ella.

¿Cómo consiguió conocer tan bien a los personajes y cómo creó la atmósfera natural y realista en la que se desenvuelve la historia? Empezamos buscando a una familia que viviera en un lugar similar al descrito en la novela. Además, había que convencerles para que nos dejaran rodar en su casa, que permitieran que les viéramos comiendo, cazando, cuidando de los animales y resolviendo problemas diarios. Conseguimos encontrar una familia y a varios vecinos dispuestos a contestar a nuestras preguntas y enseñarnos su vida cotidiana.

Para que la ambientación fuera realista, rodamos toda la película en decorados naturales en la casa de la familia. El departamento de vestuario intercambió prendas nuevas por usadas con los vecinos de la zona. Llevan una vida frugal, y a menudo su ropa está manchada con hollín de las estufas de carbón, con polvo de los caminos. Teníamos que incluir esos detalles. Asimismo, al dar papeles a gente de allí, nos aseguramos de que corregían los acentos y expresiones equivocadas, cualquier fallo en general.

¿A qué tipo de retos tuvo que enfrentarse? Los retos habituales cuando se trabaja lejos de casa. En primer lugar, la forma de comunicarse es diferente. No es posible llegar a un sitio y usar la típica jerga del cine de buenas a primeras. Es fácil meter la pata. Las costumbres no son las mismas, hay que tener cuidado de no herir a nadie. Necesitamos un enlace para no cometer la equivocación de ignorar ciertas cosas y caer mal a los vecinos. Nos pasó lo mismo que a cualquier persona de ciudad que llega de pronto al campo.

Las regiones montañosas suelen ser descritas por los forasteros como monolíticas. La palabra “hillbilly” (paleto de montaña) suele usarse de forma peyorativa para describir la cultura de las montañas del sur de Estados Unidos, y no deja mucho sitio a los matices. Inmediatamente se piensa en la fabricación ilegal de whisky y en peleas. Mientras nos documentábamos y buscábamos localizaciones siempre surgían las mismas preguntas: ¿Qué es un “hillbilly” realmente? ¿Qué significa ver un jardín lleno de desechos? ¿Qué pensamos de la persona que vive en esa casa? Teníamos que conocerla. Si el espectador no conoce a la persona y solo ve el patio, perpetuamos la imagen de un paisaje “sucio”. Ahora bien, un jardín lleno de objetos es mucho mejor fotográficamente, hay colores, texturas. Pero ¿qué pasa con el otro jardín impoluto al final de la calle? Si no enseñamos los dos, ¿de verdad hemos presentado la región tal como es?

No se puede llegar a una región históricamente rica, con un folclore tan amplio, sin enfrentarse a los símbolos, los lugares comunes, estereotipos y sensibilidades. Fue un auténtico reto encontrar una forma de relatar la historia que pudiera demoler los estereotipos y añadir nuevas opciones.

WINTER’S BONE describe varios aspectos de la vida de Ree, no solo su lucha por sobrevivir, su firmeza, sino otras partes más inquietantes. Como otros niños y adolescentes en entornos diferentes, Ree es testigo de las adicciones de los adultos. En cualquier entorno empobrecido, la preponderancia de cualquier sustancia adictiva como la metanfetamina, su efecto en las familias, la violencia, las mentiras y la falta de sensibilidad que genera, son un tema difícil, y más aún incluirlo en una película. Desde los alcoholes caseros, pasando por la marihuana, hasta la metanfetamina, los negocios marginales pueden apoderarse de una cultura, desgastarla y corromperla. ¿Quién quiere enfrentarse a eso? Además, la fabricación de alcohol ilegal y los laboratorios caseros de metanfetamina son dos de los estereotipos básicos usados para describir la cultura de las montañas. Treinta y cinco años después de Defensa/Deliverance, incluso un banjo puede estar cargado de simbolismo. Pero durante nuestros viajes al sur de Misuri, los banjos aparecían tocando preciosas melodías. El instrumento acabó saliendo en la película, ofreciendo notas cargadas de esperanza y perseverancia. Espero que a partir de ahora se vea bajo otra luz.

WINTER’S BONE y Down to the Bone (Sundance 2004) están protagonizadas por mujeres que luchan en un entorno difícil. ¿Es una coincidencia o le atrae este tipo de personajes? Me atraen los personajes que deben resolver un rompecabezas para que sus vidas funcionen, lo que a menudo implica decisiones difíciles de tomar. Pero también me atrae la comedia. No me refiero a la comedia obvia, sino a la que describe las absurdidades de la vida. Me gusta ver a un personaje navegar a través de las dificultades con buen humor. Siento una debilidad por las personas que se enfrentan a circunstancias difíciles; quiero ver cómo consiguen superarlas. Alguien me dijo una vez que hace falta la misma fuerza de voluntad para llegar lejos o para moverse un centímetro, depende de las circunstancias. El ciclo del esfuerzo, de los obstáculos, el intentarlo una y otra vez, eso es lo que quiero mostrar.

¿Por qué rodó en Misuri? Nunca quisimos abandonar esa idea. La historia formaba parte íntegra de Misuri. Siempre estuvimos convencidos de que no se podía recrear en ningún otro lugar. La región es la musa del autor Daniel Woodrell. Y nosotros necesitábamos que los parientes de Ree fuesen de dicha región, que tuvieran el acento correcto. Muy al principio, intentamos cooperar con las posibles productoras y buscamos localizaciones en estados que nos ofrecieran los mejores incentivos. Daniel Woodrell estaba de acuerdo en que rodáramos en los escarpados montes al norte del estado de Nueva York; el paisaje se parecía bastante a los Ozark. Buscamos en otros estados, encontramos paisajes magníficos, pero siempre pensábamos en el sur de Misuri.

 

Winter´s Bone en IMDb

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s