“Pina” (Wim Wenders, 2011)


 

“Me parece un tributo hermoso, estético y profundo. Transmite admirablemente el universo de esa mujer (…) me siento fascinado por lo que muestra en la pantalla Wenders.” (Carlos Boyero: Diario El País) 

 WIM WENDERS ABOUT PINA BAUSCH

(http://www.pina-film.de/en/)

No, there was no hurricane that swept across the stage,
there were just … people performing
who moved differently then I knew
and who moved me as I had never been moved before.
After only a few moments I had a lump in my throat,
and after a few minutes of unbelieving amazement
I simply let go of my feelings
and cried unrestrainedly.
This had never happened to me before…
maybe in life, sometimes in the cinema,
but not when watching a rehearsed production,
let alone choreography.
This was not theatre, nor pantomime,
nor ballet and not at all opera.
Pina is, as you know,
the creator of a new art.
Dance theatre.
Until now movement as such has never touched me.
I always regarded it as a given.
One just moves. Everything moves.
Only through Pina’s Tanztheater have I learned to value
movements, gestures, attitudes, behaviour, body language,
and through her work learned to respect them.
And anew every time when, over the years I saw Pina’s pieces, many times and again,
did I relearn, often like being struck by thunder,
that the simplest and most obvious is the most moving at all:
What treasure lies within our bodies, to be able to express itself without words,
and how many stories can be told without saying a single sentence.

+ http://www.wim-wenders.com/movies/movies_spec/pina/pina.htm

 

Pina Bausch, nombre artístico de Philippina Bausch (Solingen, 27 de julio de 1940 – Wuppertal, 30 de junio de 2009), fue una bailarina, coreógrafa y profesora de danza alemana, y una de las grandes figuras de la ballet internacional contemporánea.

Nació en 1940, en plena Segunda Guerra Mundial, en una ciudad situada en la cuenca del Ruhr, el corazón industrial de Alemania, vecina a Düsseldorf. Sus padres -Anita y Augusto Bausch- tenían un restaurante. Concluida la guerra, Pina Bausch empezó de niña a conocer el mundo de la danza y la música.

En 1955 asistió a la Folkwangschule de Essen-Werden y muy pronto, en 1959 había sido dirigida ya por Kurt Jooss en Essen. Cuatro años más tarde, a los 19 años, vuela a Nueva York, donde continúa sus estudios con la Julliard School. Baila en el Metropolitan y en la New York City Opera, donde es influida por la obra de Martha Graham. Trabaja con José Limón, Paul Taylor,Antony Tudor y otros creadores como Paul Sanasardo y Donya Feuer.

Vuelve a Alemania reclamada por Kurt Jooss en 1961. Hace el ballet inaugural en su carrera: Fragment en Essen y lo sucede en la compañia de la Folkwangschule hasta pasar a crear una coreografía para la ópera Wuppertal, que será su destino definitivo, al que se asocia su nombre por su trabajo ininterrumpido hasta 2009.

Pina Bausch ha sido directora del teatro de baile de su mismo nombre, situado en Wuppertal. Sus versiones de Ifigenia en TáurideOrfeo y Eurídice de Gluck y su novedoso Café Müller, 1978, llamaron la atención en Europa asi como La consagración de la primavera de Stravinsky en 1975.

Sus espectáculos han pasado por París, Madrid, Río de Janeiro, Nueva York, Viena, Budapest, Estambul, Roma o Tokio; por todo el mundo.

Muchas de sus obras se han difundido por vídeo y DVD, por lo que hoy puede conocerse bien sus trabajos más importantes. Su película El lamento de la emperatriz, de 1990, muestra bien la forma de representación de Pina: lentitud en los movimientos, reiteraciones rituales, peso de la palabra crítica, reflejo de la violencia social, evocación de la belleza.

Actuó en la cinta Y la nave va de Federico Fellini en el papel de la princesa Lherimia y Pedro Almodóvar usó su Cafe Müller en Hable con ella.

Fue la figura más destacada de la danza alemana, y una de las mayores del ballet mundial hasta su muerte. Distinguida con la Orden del Mérito de la República Federal de Alemania, obtuvo importantes galardones como el Premio Europa en 1999, el Nijinski al mejor coréografo en 2004, un León de Oro del festival de la danza de la Bienal de Venecia 2007, el Goethe en 2008 y el Kyoto; miembro honoraria de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias.

Falleció, a los 68 años, el 30 de junio de 2009, cuando desarrollaba con su grupo la pieza “Como el musguito en la piedra ay, sí, sí, sí” un fragmento de la canción “Volver a los 17” de la cantautora chilena Violeta Parra, que inspiró a Pina en su última visita a Chile.

Bausch se casó con el holandés Rolf Borzik, fallecido en 1980. Desde 1981 vivia con el poeta y artista visual chileno Ronald Kay, padre de su hijo Salomon.

En 2011, un gran amigo, el cineasta Wim Wenders, rodó la película Pina, sobre su coreografía; para Wenders, a través del movimiento corporal, “Pina era capaz de que todo cobrase vida, le bastaba con interrogar a sus bailarines y esperar a sus respuestas”.

Creaciones:

  • Fragment, 1961
  • Tannhäuser. Venusberg Ballett, 1972
  • Ifigenia en Táuride, 1975
  • Orfeo y Eurídice, 1975
  • Consagración de la primavera, 1975
  • Los siete pecados capitales, 1976
  • Barbe blue, 1977
  • Café Müller, 1978.
  • 1980, 1980
  • Viktor, 1986
  • Nelken (Claveles), 1982
  • El lamento de la emperatriz, 1990, película.
  • Palermo Palermo, 1989
  • Danzón, 1995
  • O Dido, 1999
  • Wissenland, 2000
  • Aqua, 2001
  • Für die Kinder von Gestern, Heute und Morgen, 2002
  • Nefés, 2002
  • Ten Chi, 2004
  • Rouh Out, 2005

(Wikipedia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s