“Star Wars Episode IV: A New Hope” (George Lucas, 1977)


Director: George Lucas  Guión:George Lucas

Música: John William Fotografía: Gilber Taylor

Protagonistas
Mark Hamill … Luke Skywalker
Harrison Ford … Han Solo
Carrie Fisher … Princess Leia Organa
Peter Cushing … Grand Moff Tarkin
Alec Guinness … Ben Obi-Wan Kenobi
Anthony Daniels … C-3PO
Kenny Baker … R2-D2
Peter Mayhew … Chewbacca
David Prowse … Darth Vader
James Earl Jones … Darth Vader (voice)
Phil Brown … Uncle Owen
Shelagh Fraser … Aunt Beru
Jack Purvis … Chief Jawa
Alex McCrindle … General Dodonna
Eddie Byrne … General Willard

Sinopsis:
La princesa Leia, líder del movimiento rebelde que desea reinstaurar la República en la galaxia en los tiempos ominosos del Imperio, es capturada por las malévolas Fuerzas Imperiales, capitaneadas por el implacable Darth Vader, el sirviente más fiel del emperador. El intrépido Luke Skywalker, ayudado por Han Solo, capitán de la nave espacial “El Halcón Milenario”, y los androides, R2D2 y C3PO, serán los encargados de luchar contra el enemigo y rescatar a la princesa para volver a instaurar la justicia en el seno de la Galaxia. (FILMAFFINITY)

 

A grandes rasgos, la trama descrita en las películas de Star Wars se sitúa en una galaxia muy lejana, donde durante siglos ha existido un cruento enfrentamiento entre los Jedi, quienes abogan por el orden y la justicia en la República Galáctica, y los Sith, una secta de seres que utilizan el «lado oscuro de la Fuerza» en su intento por apoderarse del dominio galáctico.

En la precuela cinematográfica (iniciada por The Phantom Menace), los acontecimientos relatados se enfocan en la crianza y formación del joven Anakin Skywalker, quien es descubierto por el caballero Jedi Qui-Gon Jinn en el planeta Tatooine. Este último piensa que Anakin es el «Elegido» quien, de acuerdo a la profecía Jedi, habría de traer el equilibrio a la Fuerza. No obstante, el Consejo Jedi, encabezado por Yoda, presiente que el futuro de ese joven se halla nublado por el miedo, por lo que descartan que se trate del Elegido. A pesar de ello, tras la muerte de Qui-Jon a manos del Sith Darth Maul, permite que el aprendiz de Qui-Gon, Obi-Wan Kenobi, entrene a Anakin. Al mismo tiempo, el planeta Naboo se encuentra bajo ataque y su gobernante, la reina Padmé Amidala, busca el apoyo de la orden Jedi para repeler el ataque. En realidad, el Sith Darth Sidious ha planeado de forma discreta dicho ataque, con tal de hacer que su álter-ego, el senador Palpatine, pueda derrocar al Canciller Supremo de la República.  El resto de la trilogía relata la caída de Anakin al lado oscuro de la Fuerza, mientras que Palpatine manda crear un ejército para vencer a los Jedi y convencer a Anakin de convertirse en su aprendiz.] Anakin y Padmé se enamoran y deciden casarse en secreto, quedando la entonces senadora embarazada. Eventualmente, el joven aprendiz de Obi-Wan sucumbe ante su ira y miedo (tal y como había predicho Yoda), convirtiéndose en el Sith Darth Vader. En el proceso, Palpatine reorganiza la República transformándola en el nuevo Imperio Galáctico, y como primera acción ordena a Vader exterminar a la orden Jedi. Al enterarse de la conversión de Anakin al lado oscuro, Obi-Wan decide enfrentarlo en una batalla de sables de luz en Mustafar, de donde sale victorioso, dejando a Vader moribundo en el lugar. Momentos después, llega Palpatine para salvar a su nuevo aprendiz, otorgándole para ello una armadura mecánica de color negro, que habría de mantenerlo con vida en lo sucesivo. Por otra parte, Padmé muere mientras da a luz a un par de gemelos, los cuales son escondidos de Vader en lugares distintos, acordando los presentes en no revelarle a nadie más quiénes son sus padres.
La trilogía original (iniciada por A New Hope) retoma los eventos diecinueve años después del establecimiento del Imperio, momento para el cual los caballeros Jedi han sido exterminados y sólo un pequeño grupo de rebeldes se resisten al dominio imperial. Para entonces, el emperador Palpatine ha logrado terminar la construcción de la estación espacial conocida como Estrella de la muerte, la cual le habría de permitir erradicar la rebelión. Bajo esta premisa, Vader secuestra a la princesa Leia Organa de Alderaan, quien ha robado los planos de la Estrella de la muerte, logrando esconderlos en el droide R2-D2. Mientras tanto, este último, acompañado de su contraparte C-3PO, escapa al planeta Tatooine, donde es comprado por Luke Skywalker, hijo de Anakin, y sus tíos. Cuando Luke se encuentra limpiando a R2-D2, accidentalmente activa el mensaje grabado por Leia, en donde le pide ayuda a Obi-Wan. Lo anterior conmociona a Luke, quien decide ayudar a los droides en su misión de encontrar al citado Jedi, que ahora vive como un viejo ermitaño bajo el alías de «Ben Kenobi». Obi-Wan le cuenta entonces a Luke de la grandeza de su padre, mintiéndole al decir que había sido asesinado por Vader. Después de ello, ambos contratan al contrabandista Han Solo y a su copiloto, el wookiee Chewbacca, para que los lleve a bordo de la nave Halcón Milenario con los rebeldes. Al mismo tiempo, Obi-Wan comienza a enseñarle a Luke sobre el uso de la Fuerza, pero durante el viaje son atrapados por el Imperio en la Estrella de la muerte. Rescatada Leia, Obi-Wan se sacrifica ante Vader con tal de permitir que los demás escapen con los planos que le habría de permitir a la Alianza Rebelde destruir la Estrella de la Muerte.
Una vez destruida la estación espacial original, Vader prosigue con la persecución de los rebeldes, empezando a edificar una segunda Estrella de la muerte. Ante esto, Luke decide encontrar a Yoda, para pedirle que lo entrene como un Jedi, sin embargo antes de culminar su entrenamiento es engañado por Vader, quien finalmente captura a Han y a los demás. En el proceso, le revela a Luke que él es su padre, intentando fallidamente convertirlo al lado oscuro. Luke logra escapar y retoma su entrenamiento con Yoda, quien le dice que para convertirse en un Jedi primero debe enfrentarse a su padre, revelándole también que Leia es su hermana gemela. Poco después, mientras los rebeldes atacan la segunda Estrella de la muerte, Luke se enfrasca en una batalla de sables de luz con Vader, la cual es presenciada por el emperador. Al final, en vez de persuadirlo de unirse al lado oscuro, el joven Jedi vence a Vader, a quien en su lecho de muerte le dice que todavía hay algo de bien en su interior. Antes de sucumbir ante sus propias heridas, Vader mata a Palpatine. Casi al mismo tiempo, la segunda estación es destruida en su totalidad, restaurando así la paz y la libertad en la galaxia. (Wikipedia)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s