“Charlie Chan at the Opera” (H. Bruce Humberstone, 1936)


 

Negra intriga con reminiscencias más que casuales con cierto folletín de Gastón Leroux, trae a Charlie Chan (Warner Oland) y a su principal sospechoso (Boris Karloff) en el marco preferido de todo melómano. La trama se inicia con la fuga de Karloff de un manicomio donde está confinado desde hace 7 años, luego de anular a un enfermero (John Bleifer), aunque no queda bien claro si lo mata o solo lo duerme de un castañazo. La acción pasa directamente al teatro de la Ópera, con el estreno de una obra que era la preferida de Karloff. Charlie Chan y su hijo (Keye Luke), que están a punto de partir en un vapor a Honolulú, deciden asistir al inspector Regan (Guy Usher) en la investigación sobre la amenaza que ha recibido una “Prima Donna” del canto (Margaret Irving). Su barítono estrella (Gregory Gaye) aparece muerto en su camerino, y, al rato, la propia Prima Donna es asesinada frente a las narices de la policía. Por supuesto, nada es lo que parece ser, por más que el sargento Kelly (William Demarest) quiera llevarse el caso por delante y tenga más de un mal gesto para el Honorable Oriental que no solo siempre tiene un refrán para cada ocasión, sino que, incluso, enseña a vivir y a ser más inteligente. A pesar de los huecos de lógica, de las pistas introducidas en el último momento, y de los tropezones de Demarest, la película tiene un acabado correcto y Karloff da un broche de oro como villano invitado. (Cinefania)

NDVD_001

NDVD_006

NDVD_008

NDVD_009

Charlie Chan en la ópera en IMDB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s